INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Los estadounidenses conmemoran este martes el décimo séptimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre donde se inauguró un nuevo monumento a las víctimas luego de un año en el que dos ataques demostraron que la amenaza del terrorismo persiste en la mayor ciudad del país.

Miles de familiares de víctimas del 11-S, sobrevivientes, rescatistas y otros acuden al acto del World Trade Center, en Nueva York, mientras que el presidente, Donald Trump, y el vicepresidente, Mike Pence, acudirán a Pensilvania y el Pentágono, respectivamente, los otros dos lugares donde los atacantes estrellaron aviones secuestrados el 11 de septiembre de 2001, en el atentado terrorista más letal en suelo estadounidense.

Trump y su esposa, Melania, participarán en una ceremonia en el memorial del 11-S ubicado en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania, donde el pasado sábado se inauguró la “Tower of Voices”.

Hace 17 años diecinueve hombres secuestraron cuatro aviones comerciales de Estados Unidos con destino a la costa oeste, donde un total de 2.977 personas fueron asesinadas entre la ciudad de Nueva York, Washington, DC y fuera de Shanksville, Pennsylvania en un ataque orquestado por el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

También le puede interesar: Países árabes acusan a Qatar de financiar al terrorismo

En el World Trade Center (WTC) en el Bajo Manhattan, 2.753 personas murieron cuando secuestraron el vuelo 11 de American Airlines y el vuelo 175 de United Airlines se estrelló intencionalmente en las torres norte y sur, o como resultado de los choques.

De los que perecieron durante los ataques iniciales y los posteriores colapsos de las torres, 343 fueron bomberos de la ciudad de Nueva York, 23 policías de Nueva York y 37 oficiales de la Autoridad Portuaria.

Compártelo en redes sociales