INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Este miércoles Zimbabue se ha visto encendida por las protestas emprendidas por simpatizantes del principal líder de la oposición, Nelson Chamisa, que han salido a las calles de la capital, Harare, enardecidos por los resultados de las elecciones parlamentarias que proclamaron la victoria del partido gobernante, ZANU-PF, porque temen que se repitan en los comicios presidenciales.

Los ciudadanos levantaron barricadas de neumáticos y desechos sólidos y les prendieron fuego, y aseguran escuchar disparos de armas automáticas. En respuesta, las Fuerzas Armadas han desplegado a sus efectivos, así como helicópteros y vehículos blindados.

También le puede interesar: Nicaragua: Daniel Ortega se aferra al poder hasta 2021

Según testigos consultados por Reuters, al menos tres personas ha muerto al recibir un disparo de bala que habrían realizado los soldados en el centro de Harare. Otros testigos han denunciado a la agencia de noticias que los uniformados también están golpeando a los manifestantes.

Por su parte, el activista zimbabuense Patson Dzamara ha asegurado en Twitter que ya hay al menos cinco muertos. «Es muy triste», ha escrito en la red social, según informa BBC, si bien hasta ahora no hay confirmación oficial sobre el balance de víctimas.

«No tenemos armas ¿por qué nos está pegando el Ejército? ¿por qué nos están disparando?», ha dicho Colbert Mugwenhi, uno de los manifestantes. «Este es nuestro Gobierno. Esto es exactamente por lo que queremos cambiarlo. Nos están robando las elecciones», ha apuntado Norest Kemvo, otro manifestante.

El presidente, Emmerson Mnangagwa, que aspira a la reelección, ha llamado a la calma. «En este momento crucial, insto a todos a evitar declaraciones provocativas. Todos debemos demostrar paciencia y madurez y actuar anteponiendo a la población y su seguridad. Ahora es momento de responsabilidad y, por encima de todo, de paz», ha dicho en Twitter.

Compártelo en redes sociales