NACIONAL

Red Uno de Bolivia.- El  pleno de la Cámara de Diputados, con mayoría oficialista, aprobó la madrugada de este sábado en detalle el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas y dio luz verde a la realización de las elecciones primarias de los binomios presidenciales para fines de enero de 2019.

Estas elecciones de los binomios presidenciales da lugar a que los militantes de los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas elijan a sus candidatos y los resultados de estas elecciones tendrán carácter vinculante y será cumplimiento obligatorio.

Las primarias serán administradas por el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), pero para su realización faltaría la aprobación de la Cámara de Senadores quien deberá promulgar el proyecto. Este acto rumbo a las elecciones causó críticas desde la oposición y otros sectores porque observan que el MAS pretenderá viabilizar la candidatura del presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera. 

Respecto a la paridad de género, la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, justificó que la misma no alcance a binomio presidencial señalando que los últimos 12 años, el país vivió transformaciones radicales en la participación política de la mujer.

Te puede interesar: Para el OEP no es viable las primarias en 2019: Diputados del MAS buscan garantizar elecciones

“En la transición del MAS, cuando aún buscaba una sigla, sus decisiones fueron paritarias así como su dirigencia. El MAS tenía paridad cuando todavía no era exigencia en la ley”, señala el comunicado de prensa la Cámara baja.

Sobre el financiamiento económico a los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas, el proyecto establece retornar al financiamiento indirecto público y prohíbe recibir recursos del exterior. Si es que se trata de cooperación internacional para fortalecer la democracia, el Tribunal Supremo Electoral estará encargado de distribuirlos bajo el criterio de proporcionalidad y equidad.

En este marco, el proyecto de Ley señala que los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas deberán rendir cuentas ante sus militantes y la ciudadanía sobre los recursos que administra. Este aspecto fue ampliamente debatido con miembros de la oposición.

La propuesta normativa, además, establece que la cancelación de la personería jurídica de los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas se dará, entre otras razones, por su participación en acciones que conlleven racismo y discriminación, o la comprobada participación en golpes de Estado, sedición y separatismo.

Compártelo en redes sociales