NACIONAL

Red Uno de Bolivia. – Las dos marchas que partieron el pasado sábado 1 de diciembre desde la localidad de Konani y Chulumani, descendieron la tarde de este jueves en la sede de Gobierno luego de seis días de caminata y de recorrer 140 kilómetros, en protesta por la habilitación del binomio Evo – Álvaro y exigiendo respeto a los resultados del 21F.

Los marchistas se reunieron en la plaza Abaroa de La Paz, donde se encuentra el Tribunal Supremo Electoral (TSE), realizaron una concentración en el que determinaron, junto con los manifestantes que hacían una vigilia en el lugar, exigir la renuncia de todos los vocales del TSE por la habilitación del binomio masista para las elecciones de 2019.

Otro de los puntos que determinaron fue solicitar la anulación de la resolución del TSE y la sentencia constitucional 084/2017, que dio vía libre a que Morales sea nuevamente candidato.

Te puede interesar: Cochabamba a “media máquina” en jornada de Paro Ciudadano

La última resolución fue pedir que se declare una huelga general indefinida, con todos los sectores.

Más temprano, el Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) a la cabeza de Rolando Villena, denunció que la marcha fue reprimida por fuerzas policiales en la ciudad de El Alto.

En conferencia de prensa, miembros del Conade señalaron que “recibieron información” de que los marchistas fueron reprimidos por la Policía y llamaron a conservar la paz y la calma.

Compártelo en redes sociales