NACIONAL

Red Uno Digital .- El caso del niño Sebastián ya quien se le extirpó un riñón sano por equivocación, ha causado conmoción en la opinión pública, pero también, ha generado la respuesta de los galenos en defensa de quien tiene en su espalda la responsabilidad del hecho: El cirujano Raúl Moreno Buchón a quien se le dictó prisión preventiva en Palmasola, y deberá enfrentar esa realidad cuando reciba el alta médica.

Los miembros de su gremio se han movilizado y se han declarado en estado de emergencia porque consideran que el sistema de salud es el responsable de que trabajen en malas condiciones y que eso los deja expuestos a situaciones jurídicas implicadas con la realización de sus funciones.

Juan Santillán Eid, médico especialista en oncología, anunció que darán un ultimátum de quince días al Gobierno nacional para que brinde las mínimas condiciones de trabajo, y amenazó con renuncias en masa. “Desde el portero hasta la directora del hospital está dispuesta a renunciar” de no ser respondidas sus exigencias, adujo.

Compártelo en redes sociales