NACIONAL

Red Uno Bolivia.- El enviado especial de Red Uno Brayam Gamboa llegó hasta San Antonio, a casi dos horas de La Asunta, donde ocurrió el fuego cruzado entre cocaleros y las fuerzas de erradicación de cocales.

En el lugar aún se puede observar la sangre de los fallecidos: Un oficial de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen y dos cocaleros. La esposa de una de las víctimas relató entre lágrimas su versión del hecho. “Fui arriba y corrí, hacia el monte he entrado y salí al camino. Estaba ahí todo rodeado hasta el puente, y escuché gritos de la gente”, dijo.

También le puede interesar: Asunta: Fiscalía pide detención preventiva para el miembro de seguridad de Adepcoca

Como dirigentes y bases nos hemos puesto todos de acuerdo, aunque nos cueste mucho dejar nuestros trabajo porque nos cuesta mucho esfuerzo” afirmó un cocalero  en referencia a las conclusiones emanadas de una asamblea de los cocaleros. “Se ha quedado que se pueda deje el lugar, si las fuerzas de tareas conjuntas y el gobierno quiere racionalizar que lo haga porque va a tener toda la libertad”, aseveró el dirigente.

El cocalero declaró que esperan que el Gobierno entienda que los trabajadores cocaleros lo que esperan es paz y que no tendrán obstáculos por parte de los trabajadores de la coca que ya se han ido del lugar.

Este viernes el Juzgado Primero de Instrucción Penal dispuso la detención preventiva en el penal de San Pedro del tercer presunto involucrado en la segunda “emboscada” a policías, registrada el pasado 29 de agosto en el municipio de La Asunta. Mientras que Franklin Gutiérrez y Wilmer Silva se encuentran detenidos mientras avanza la investigación.

El juez ha determinado que el señor Oscar V. Ch. sea remitido con detención preventiva al recinto penitenciario de San Pedro y para el otro señor Ángel V. T. (también implicado en el mismo caso) ordenó detención domiciliaria“, informó el fiscal Luis Fernando Atanasio.

Ambas personas fueron imputadas por el delito de portación ilícita de armas porque supuestamente fueron sorprendidas en posesión de una escopeta.

La segunda “emboscada” se registró en el momento en que policías volvieron a la comunidad de San Antonio de La Asunta para continuar con las tareas de erradicación de coca ilegal.

En el hecho, dos cocaleros perdieron la vida y otros dos fueron capturados. La primera “emboscada” se produjo el 24 de agosto, también en la misma zona en conflicto, y en esa ocasión murió un policía y otros siete uniformados fueron heridos.

Compártelo en redes sociales