NACIONAL

Red Uno de Bolivia. – Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Transporte, reportó este miércoles el segundo deceso a causa de la explosión suscitada el 18 de octubre, en la estación de compresión de Caigua y Taquiperanda, en la ciudad de Villa Montes, Tarija.

“YPFB Transporte lamenta informar el sensible fallecimiento de la señora Filomena Subia Ávila, a consecuencia de una disfunción multiorgánica que le ocasionó un paro cardiaco la tarde de este miércoles, quien estuvo recibiendo atención médica especializada en terapia intensiva de la Clínica Fioanini, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra”, señala un comunicado de la estatal petrolera.

YPFB Transporte indicó que, pese a que se realizaron los trámites administrativos y migratorios para trasladar a la señora a un hospital del exterior del país, “no fue posible por recomendación médica“.

Te puede interesar: Explosión de ducto: Habitante de Villa Montes contó cómo salvó su vida

Filomena Subia dejó en la orfandad a los dos menores de edad, que sufrieron quemaduras junto a sus padres a consecuencia del fuego que se produjo tras la fuga de gas en un ducto en Villa Montes.

La estatal petrolera informó que los niños internados en el Shriners Hospital for Children de la ciudad de Galveston, Texas (Estados Unidos), se encuentran estables y continúan recibiendo los cuidados intensivos especializados que requieren para su recuperación. “La empresa continuará proporcionando la atención y los medios a la familia afectada”, establece el documento.

El padre de los menores Deonicio Franco Méndez, de 41 años, murió el 25 de octubre en la Clínica Foianini a consecuencia de las quemaduras. 

El daño en el ducto entre las estaciones de compresión de Caigua y Taquiperanda ocasionó una fuga de gas, seguida de un incendio que alcanzó a viviendas de la comunica Pelicano y al bosque. 

 

 

Compártelo en redes sociales