POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Tres uniformados del regimiento Ingavi de El Alto están siendo imputados por agredir un joven y recibieron detención preventiva por parte de la juez cuarto anticorrupción y contra la violencia, Melina Lima, que deberán cumplir en el penal San Pedro de La Paz, acusados de haber obligado a ingerir heces fecales a un premilitar.

Los delitos por los que se les imputan son daños contra la salud pública, incumplimiento de deberes, lesiones graves y leves y homicidio/suicidio, según la Fiscalía.

Los sargentos William G. L. Joshep S. Q., y el subteniente Marco Antonio A. P. son los involucrados en los hechos. El primero sería quien obligó al menor a comer excremento de un can y los otros habrían incurrido en excesos durante la instrucción.

Su abogado, Frank Campero, anticipó la presentación de una acción de libertad, debido a que los tres cuentan con domicilio, trabajo y tienen familias que pueden oficiar de garantes. Consideró lamentable que se diera validez a la versión de un menor y no así a la de otros cinco chicos que negaron los abusos.

Compártelo en redes sociales