NACIONAL

Red Uno de Bolivia. – Tras la polémica surgida ayer por el vicepresidente del MAS-IPS, Gerardo García, quien advirtió a los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) con atenerse a las consecuencias si inhabilita al presidente Evo Morales en las elecciones presidenciales de 2019, esta jornada la autoridad aclaró sus dichos.

En una grabación, aseguró que sus palabras no tuvieron la intención de afectar a ninguna institución y que su partido sólo esperará la habilitación de Evo Morales.

“Aclarar a la opinión pública que mis declaraciones no tuvieron la intención de afectar a ninguna institución, como se lo viene difundiendo en los diferentes en medio de comunicación. Simplemente estamos a la espera de la habilitación de nuestro binomio Evo-Álvaro, de acuerdo a la sentencia constitucional”, dijo en un escueto mensaje.

Te puede interesar: Abogado de Mesa ve guerra sucia y despiadada contra el expresidente por caso Lava Jato

El video de García vino acompañado de un texto, en el cual la Dirección Nacional del MAS afirma que hubo “una difusión sesgada y malintencionada de las declaraciones” del vicepresidente del partido.

Aclaramos que como Movimiento Al Socialismo fuimos, somos y seremos siempre respetuosos de la institucionalidad de los Órganos del Estado y de las normas vigentes en todo el territorio nacional”, agrega.

Las aseveraciones de García generaron reacciones dentro del TSE. El mismo vicepresidente, Antonio Costas, calificó las mismas como unas “bravuconadas” y enfatizó que “cada órgano del Estado tiene sus funciones, sus competencias y el señor (Gerardo García) tiene que entender que nosotros vamos a cumplir el mandato legal y nos pronunciaremos en ese sentido”.


Compártelo en redes sociales