NACIONAL 

Red Uno Bolivia.- No dan tregua. Un violento enfrentamiento se produjo este jueves cerca del mediodía entre los universitarios de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) y la policía, que dejó el saldo de 11 personas detenidas y seis heridos. 

Con el fin de tomar la Plaza Murillo (entre las calles Colón y Ballivián), los universitarios usaron bombas molotov en el centro del poder político de Bolivia, pero fueron gasificados por la UTOP que incluso usó un carro Neptuno para dispersar la protesta cerca de kilómetro cero.

La policía reportó cinco efectivos policiales heridos cerca de Palacio de Gobierno, uno de ellos con lesiones graves y los demás reportados como policontusos, mismos que fueron derivados a centros médicos para su inmediata atención. Los policías denunciaron que los universitarios estaban armados con petardos y piedras con la intención de lesionar a los uniformados.

También te puede interesar: La UMSA apoya demanda de la UPEA pero no quieren modificación de la Ley 195.

Otro grupo de estudiantes forcejeó con las fuerzas del orden en el Obelisco y en la calle Mercado en el intento de ingresar a las cercanías del Palacio de Gobierno, pero los anillos de seguridad, que se ampliaron desde la semana pasada a unos 300 metros debido a las afectaciones y posibles daños a la Casa del Pueblo, lo impidieron.

El saldo de la represión fueron 11 detenidos y seis heridos (cuatro manifestantes y dos policías); entre los lastimados se cuenta al subcomandante departamental de la Policía, un transeúnte desmayado por los gases y un par de efectivos de la UTOP.

 

Compártelo en redes sociales