POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Ronald Ramos Aripa fue enviado ayer a Palmasola con detención preventiva acusado de abusar sexualmente de tres niñas cuyas edades comprenden 6, 4 y 2 años y a quienes grababa cuando realizaba el vejamen.

La madre de las niñas y las tres menores de edad, vivían como inquilinas en el domicilio del acusado, y la progenitora de las víctimas también fue aprehendida por haber permitido y mostrado complicidad con el criminal sexual.

Las niñas contaron, que su madre vio la situación, pero no hizo nada”, dijo la fiscal asignada al caso Nardy Ávila.

El hecho trascendió cuando la Policía realizaba un operativo en el Plan 3000 por la supuesta comercialización de drogas por parte de la madre de las menores, quien en ese momento se encontraba junto al sospechoso y trataron de huir, ocultando el celular que contenía el material que demostraba los ultrajes sexuales.

Mientras tanto las autoridades continúan investigando el caso para identificar si existen más víctimas de abuso sexual y de producción de material pornográfico.

En ese momento ven su actitud sospechosa y lo captura, y al revisar el celular descubren el contenido pornográfico donde aparecían las tres menores”, dijo Aldo Castedo, abogado del acusado.

También le puede interesar: Desarticulan red internacional de pornografía infantil en Argentina

Compártelo en redes sociales