POLICIAL

Red Uno Bolivia. – Una nueva acusación se cierne contra la doctora Isis Llapiz, que estuvo involucrada en el caso de la extracción de un riñón sano al niño Sebastián Justiniano quien ahora se encuentra bajo recuperación en Brasil.

La doctora es acusada de haber causado la muerte del niño José Junior Vega Villarroel, de ocho años, quien falleció el sábado 29 de octubre después de que se le realizara una intervención quirúrgica por un diagnóstico de apendicitis del cual se recuperó favorablemente los dos días siguientes, pero recayó de manera sorpresiva.

Horas antes de que el menor sea dado de alta, se le dispensó una inyección que lo hizo convulsionar y posteriormente le causó la muerte.

También le puede interesar:  Entierran al niño que murió por “negligencia” y su familia pide justicia

A tan sólo un mes después del primer caso, la abogada de la familia del menor, Raquel Guerrero, denunció que la galena tratante era la asistente del doctor Roger Moreno, ambos encargados de la salud del niño Sebastián, a quien una mala praxis lo dejó sin riñón.


Compártelo en redes sociales