POLICIAL

Red Uno Bolivia. – El Ministerio Público presentó una acusación formal contra la ciudadana Carmen Cuéllar, identificada como la propietaria de la vagoneta (Toyota Runner) en donde transportó al sicario hasta un determinado punto de la ciudad, antes que el sujeto continuara con la persecución y victimara con un arma de fuego al piloto Pablo Suárez Alipa, el pasado domingo 3 de junio en inmediaciones del tercer anillo interno del canal Cotoca.

El fiscal José Parra, aseguró que la mujer es la propietaria del motorizado, según se confirmó en la investigación policial y los videos de las cámaras de vigilancia. Durante la audiencia de medidas cautelares ante la jueza Estrella Montaño, la aprehendida se abstuvo de dar su declaración, por lo que este jueves se definirá su situación jurídica. 

Por su parte Alfonso Siles, comandante departamental de la Policía, indicó que la mujer señaló que su esposo, que está prófugo, era quien estaba en poder del motorizado el fin de semana en que se perpetró el crimen.

“Ella participó en la persecución, en el traslado de uno de los ejecutores hasta antes de que este (Pablo) sea ejecutado. Se puede establecer de manera cierta que ella es la dueña de la vagoneta, y como dueña es responsable del uso que se dio al vehículo”, afirmó Parra.

Te puede interesar: Sicarios acribillaron con seis tiros a un hombre en la avenida canal Cotoca

 

El fiscal señaló que la mujer fue imputada por la Fiscalía por los delitos de asesinato y organización criminal. Además, acotó que el vehículo fue encontrado en un lavadero de autos en manos del hijo de la propietaria, lo cual fue derivado hasta dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Compártelo en redes sociales