POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Royer Alí Flores Equise (23), conductor de un vehículo Toyota color blanco que protagonizó un accidente de tránsito la tarde del jueves, fue enviado con detención preventiva en la cárcel de Palmasola, luego que subiera por la acera con su motorizado y arrollara en completo estado de ebriedad a una mujer y su hijo que se encontraban esperando un micro en la avenida María Auxiliadora, barrio Cruz del Sur. 

El chofer que dio un test alcoholémico de 2.3%, fue imputado por la Fiscalía por los delitos de omisión de socorro, conducción peligrosa y lesiones graves y gravísimas en accidente de tránsito. El juez de instrucción del Juzgado séptimo de la Radial 17½ determinó la reclusión del imputado tras las suficientes pruebas presentadas en su contra.

El fiscal José Luis Flores, manifestó que el autor, durante su audiencia de medidas cautelares, reconoció el hecho y pidió perdón a los familiares de los heridos, ya que se encontraba bajo efectos del alcohol. 

Te puede interesar: Un hombre fue baleado por su amigo cuando le cobró una deuda de Bs. 60.000

Los heridos que están internados en la clínica Grumedso, fueron identificados como Adela Padilla Negrete (41) y su primogénito Aarón Daniel Escóbar Padilla (7), este último que se encuentra en terapia intensiva con lesiones severas en la cabeza después que el vehículo le pasó por encima. 

La madre relató que el conductor se encontraba en estado de ebriedad y el momento del accidente intentó darse a la fuga, pero fue retenido por vecinos y transeúntes del lugar.

Flores indicó que hasta el momento tanto el responsable del impacto como sus familiares se aproximaron ante los heridos para hacerse cargo de los gastos médicos. Por su parte, el director de Tránsito, José Luis Pereira Loza, calificó de irresponsable al chofer del taxi que se encontraba bajo influencia de alcohol. 

 
 

Compártelo en redes sociales