POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Riada causó llanto y dolor en el municipio de Arque el pasado viernes. Un minibús que transitaba por la ladera del río fue arrastrado por la crecida del torrente, arrancando de los brazos de una madre a su bebé de cuatro meses, cuando su familia intentaba cruzar el caudal.

La crecida del río sorprendió a los pobladores,  El alcalde de Arque, Casto Coaquira, informó el viernes que la lluvia comenzó ese mismo viernes a las 14.30 y terminó a las 17.00. “Continúan buscando el cuerpo de la bebé ya se ha realizado el recorrido hasta Irpa Irpa, también dos casas han sido afectadas, sembradíos de papa y maíz. Esta situación es preocupante” declaró Coaquira.

También te puede interesar: Pobladores de Vinto se encuentran anegados por las aguas

La tragedia se dio cuando una familia, se dirigía de la comunidad de Muyuni a la ciudad de Cochabamba en su vehículo Toyota Noah, siendo sorprendidos por el turbión, tres personas lograron salir del motorizado, pero no pudieron sacar a la pequeña de cuatro meses.

La Unidad de Bomberos y voluntarios del Sar Bolivia iniciaron con la ardua búsqueda del cuerpo de la bebé. La fuerza del agua afectó considerablemente dos casas del programa de vivienda social. La Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Gobernación se mandó personal para realizar una cuantificación de los daños.

No es la primera vez que ocurre un hecho similar en Arque, en otra ocasión el mismo río habría arrastrado otro motorizado. El alcalde advierte que  estas desgracias se registran ante la falta de caminos, “no tenemos un camino para llegar hasta la capital”.

Compártelo en redes sociales