POLICIAL

Red Uno Bolivia.- La mujer Sonia Aliaga denunció este viernes que su hijo de ocho años fue secuestrado y posteriormente sacrificado como ofrenda en un ritual por un grupo de mineros en una mina de la comunidad de Cosñipata, en la provincia Muñecas de La Paz. El director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), coronel Jhonny Aguilera informó que se iniciará la búsqueda del menor.

 “Mi hijo estaba jugando en la plaza de Pusillani, había ido a ver mi movilidad que estaba a una cuadra de la plaza, y desde ahí nadie más lo vió”, relató la madre. “Con un dulce le habían llevado a la mina y lo habían sacrificado. Pido ayuda, mi hijo ha sido sacrificado, enterrado vivo bajo tierra”, dijo la mujer según el diario La Razón.

El Ministerio Público asignó una comisión para investigar el caso pero en el camino sufrió un accidente.

Nos constituimos en Sorata porque decían que fue trasladado hasta ese sector, sin embargo, no tuvimos ninguna información. Luego surgió otra versión de que el menor fue trasladado hasta una mina, pero antes de ayer cuando se iba a realizar el acto investigativo, la comisión sufrió un accidente”, sostuvo Luis Atanacio, fiscal de provincia.

También le puede interesar: Denuncian intento de secuestro de dos niños en un colegio de El Torno

Compártelo en redes sociales