POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Hasta el Hospital de Los Pocitos llegó una madre junto a sus dos hijos para ser intervenidos, luego de haber ingerido raticida (sustancia venenosa para ratas). Según el informe policial, la progenitora suministró el veneno, la noche del martes, por problemas que mantenía con su cónyuge quien la abandonó. 

Jean Pierre, médico del nosocomio, informó que después de ser evaluados y desintoxicados, todos se encuentran estables e internados, ya que no revistieron de gravedad, aunque están siendo valorados sicológicamente y siquiátricamente.

Por su parte el comandante policial del Plan Tres Mil, Erick Olguín, indicó que el caso está en proceso de investigación en la Felcc, para verificar si la madre fue quien dio de tomar del veneno a sus hijos de 2 y 18 años de edad. 

Te puede interesar: Vecinos detienen a sujeto acusado de acosar sexualmente a menores

 

La tía de la acusada, responsabilizó del hecho a su sobrina de 18 años, quien supuestamente mezcló el veneno en un refresco de mocochinchi, para darle a su mamá y su hermano menor, en venganza porque el padre los había abandonado. 


Compártelo en redes sociales