POLICIAL

Red Uno Bolivia.- La madre de José Junior Vega Villarroel denunció que el cuerpo de su hijo fallecido esta semana, fue trasladado de un niño a otro en el cementerio La Cuchilla sin previo aviso de la administración a la familia, y expresó su preocupación por lo que le pueda ocurrir a los restos de José Junior Vega Villarroel, quien fue sepultado el 28 de octubre.

Vinimos salimos de la misa a las ocho de la noche el día lunes y lo llamaron a él y ya esto estaba ahí el cajón y ya esto no había, estaba vació y lo tuvimos que hacer tapar” relató la madre del niño, quien argumentó que debieron haberles avisado y hacer el cambio en presencia de su familia.

El cuerpo pertenece al niño de ocho años que murió de manera misteriosa dos días después de que lo intervinieran quirúrgicamente por un diagnóstico de apendicitis, la cual había concluido de manera “exitosa” según su médico tratante, Isis Llapiz, quien enfrenta su segunda investigación por presunta mala práxis en menos de dos meses.

Además,  la autopsia realizada al cuerpo del niño arrojó que el intestino delgado presentaba una perforación por instrumento quirúrgico, lo que ahora es objetado por la defensa de la doctora, que incluso manifestó su intención de repetir la autopsia.

“Todo se puede pensar de esa doctora que miente” dijo el padre del pequeño.

La madre dice que es preocupante tomando en cuenta que se podría realizar una segunda autopsia al menor para determinar la causa de su muerte. La administradora del cementerio indica que ese nicho le pertenecía a otro propietario y por eso movieron el cuerpo.
Te puede interesar: Familiares del niño Junior Vega responsabiliza a Llápiz por homicidio culposo

Compártelo en redes sociales