Red Uno Bolivia.- La noche del sábado, Deniss Vaca, un profesor de 40 años, fue enviado con detención preventiva al penal de Palmasola, acusado de asesinar a su esposa, Katherine Ribera Paniagua, de 23 años, con quien tenía tres hijos menores. Fiscalía basó su acusación contra Vaca, principalmente en el examen psicológico de uno de los hijos de la pareja, quien contó que ambos habían discutido antes de que su madre desapareciera.

En la audiencia, el acusado se limitó a señalar que es inocente y que no mató a su mujer “porque la amaba”. Sin embargo, se negó a explicar por qué no avisó a nadie de su desaparición, ya que Katherine no regresó a su casa desde el 18 de junio. Además, cayó en varias contradicciones al ser interrogado.

En un principio se pensó que Katherine se había suicidado porque apareció atada a un árbol como si se hubiera ahorcado, pero las circunstancias en las que fue estaba amarrado el cuerpo, generó sospechas porque era imposible que ella misma hubiera atado tres nudos de la manera en que estaban. Aunado a la autopsia reveló que murió por lesiones en diferentes partes del cuerpo.

También le puede interesar: Madre fue enterrada bajo el clamor de justicia de sus familiares

El sábado, en la audiencia cautelar, el acusado fue agredido por familiares de la víctima quienes acababan de sepultarla en un cementerio de la misma comunidad Usurí, donde vivía y donde fue encontrada muerta.

En medio del forcejeo, los golpes también alcanzaron a otro detenido que trajeron junto al feminicida para ser cautelado por violar a una menor de 14 años y que también fue enviado a Palmasola.

 

Compártelo en redes sociales