POLICIAL

Red Uno de Bolivia.-  Ha pasado un año y cuatro meses para que se conozca la sentencia en este caso, donde determinaron 30 años de reclusión en el penal de El Abra al padrastro, Brandon Terán; 15 años en San Sebastián para Eulogio Terán, padre del principal autor y Elena Francisca Frimat (madre biológica) sentenciada a 4 cuatro años en el penal de San Sebastián Mujeres.

Nadia Mitsuki Mendoza Frimat, de un año y nueve meses murió el 22 mayo de 2017 a manos de su padrastro Brandón Terán. El hecho ocurrió cuando el acusado consumía bebidas alcohólicas con otras siete personas en su domicilio, y cuando la menor empezó a llorar la golpeó brutalmente y la agredió sexualmente hasta asesinarla.

También te puede interesar: Triple infanticidio causa conmoción en Cochabamba

Eulogio, padre del autor se percató de lo sucedido, tratando de ocultar las evidencias lavaron las ropas y el cadáver de la menor. Al informe forense que se presentó destacaron que Nadia tenía hematomas de data antigua y la cavidad anal totalmente dilatada, con restos de líquido seminal, siendo la causa de la muerte asfixia por sofocamiento.

El abogado del padre de Nadia, Dante Reyes, indicó que “se demostró la participación, autoría de todos los delitos denunciados”. Juan Carlos Mendoza, padre biológico dijo “pese a existir una sentencia, eso no me va a devolver a mi hija, sentencia a Elena es muy suave, yo pido por lo menos 20 años. Continuaré luchando para hacer justicia por mi hija”, aseguró.

Compártelo en redes sociales