POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Con carteles en mano y bronca de por medio, así llegó un grupo de feligreses enardecidos llegó hasta la Estación Policial Integral #3 del Plan Tres Mil, denunciando una presunta estafa que recibieron de Pablo Ascarrunz, identificado como pastor de una iglesia cristiana donde las víctimas asistían. 

Cuando el pastor salía de declarar de la Policía y quedar libre por la justicia la tarde del miércoles, acusado de estafar al menos Bs. 1 millón de bolivianos a 200 personas bajo el juego piramidal Pay Diamond, fue abordado por un grupo de personas que pedían la devolución de su dinero.

Ante el tumulto de personas contra el religioso hizo que la policía lo custodiara hasta el recinto policial, para resguardar su seguridad. 

Te puede interesar: Acusan a pastor de abusar sexualmente de cinco niñas

Una de las víctimas, contó a las cámaras de Notivisión que invirtió al menos Bs. 3.000 en el juego piramidal, lo que produjo que peleara con su pareja, sin embargo, no recibió la ganancia que el pastor supuestamente le había prometido. 

“Resulta que nos dijeron que deberíamos poner un monto de dinero e íbamos a recibir un beneficio”, indicó otro de los afectados

Compártelo en redes sociales