POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- El error en el que incurrió un médico en el hospital Oncológico después de extirpar el riñón sano en lugar del órgano dañado que padecía un niño de tres años, producto de un tumor, ha provocado la movilización de autoridades nacionales, departamentales, y que el Ministerio Público cite al equipo del galeno que corroboró en la cirugía para tomar la respectiva declaración.  

Una comisión de fiscales a la cabeza del fiscal José Parra llegó este jueves hasta el hospital de Niños para realizar una investigación preliminar a objeto de obtener el cuadro clínico del niño y la parte protocolar de la entidad pública, a raíz de que el menor quedó sin ambos riñones e internado en dicho nosocomio. 

José Centenaro, fiscal departamental de Santa Cruz, informó que la familia del niño aún no realizó de oficio la denuncia ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), y que si los progenitores no proceden a realizarlo, el Ministerio Público sentará la denuncia en base a los documentos que recabarán. 

“Inicialmente se puede hablar de una lesión gravísima porque hay la pérdida de un órgano, sin embargo  todo eso lo va a arrojar la investigación. Todas las personas que fueron parte de la operación serán investigados“, afirmó.

Te puede interesar: Niño que le extirparon riñón equivocado está en terapia intensiva

Por su parte José Parra, fiscal que lleva adelante la investigación, informó que lograron ver al menor y que el mismo se encuentra estable. Agregó que tuvieron acceso a la ampulosa al historial clínico y que procedieron a secuestrar los riñones que fueron extirpados, para continuar con la investigación y esclarecer los hechos.

“El tratamiento seguiría con los médicos del (hospital) Oncológico para ver qué acciones médicas van a tomar, vamos a establecer si existen responsabilidades penales contra los autores“, mencionó. 

 
 

Compártelo en redes sociales