POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Recluida en el penal de San Pedro de Sacaba, desde hace dos meses, se encuentra una joven madre de 20 años, acusada de deber la suma de Bs. 12.000 por no pagar pensiones a su pareja quien se quedó con dos de sus cuatro hijos.

Me embaracé a mis 14 años, decidí irme con mi pareja. Él me pegaba siempre, incluso recibí amenazas de muerte, no sólo contra mi persona, también me amenazaba con matar a mi hija” relató.

Contó que fue víctima de violencia doméstica desde que tenía 14 años, cuando se embarazó de su primer hijo, ante las constantes agresiones del padre de sus hijos decidió dejarlo, se encontraba en la Casa de Acogida de Cochabamba junto a sus dos hijos de un año y medio y cinco meses.

También te puede interesar: Casos de la violencia hacia la mujer van en ascenso

Su pareja de 34 años estuvo recluido en un Centro Penitenciario por la Ley 1008, consumo y uso lícito de la hoja de coca. Para conseguir detenerla su agresor presentó  documentos presumiblemente falsos, donde indica que la mujer debía pagar una pensión.

La determinación de detener a la joven madre fue tomada por un juez suplente de Ivirgarzama. La víctima aseguró que nunca firmó algún documento donde aceptara pasar pensiones por la suma de Bs. 1.500. Las autoridades iniciaron investigaciones y aseguran que habrá sanciones ejemplares para los implicados en este segundo caso de injusticia en el departamento.

Compártelo en redes sociales