POLICIAL

Red Uno de Bolivia. – Tras estar casi un mes internada en el hospital Japonés, Gísela Martínez Ávila (22), la mujer que recibió cuatro impactos de bala por parte de su ex concubino en Vallegrande el pasado 5 de octubre, perdió la vida la mañana de este sábado luego que su salud se complicara a raíz de una infección que adquirió en varios de sus órganos vitales, producto de los disparos.

Una de sus familiares confirmó a Notivisión del deceso de la mujer que fue derivada desde Vallegrande hasta la capital cruceña debido al estado de gravedad que presentaba, después de que Franklin Cabrera Carrasco, su expareja que llegó hasta su domicilio durante la madrugada en estado de ebriedad para obligarla a retormar la relación que habían terminado meses atrás.

Ante la negativa de la mujer, el hombre desenfundó un arma de fuego y le propinó cuatro disparos delante de uno de sus hijos que tienen en común. Al verla tendida en el suelo, el sujeto tomó su misma arma y se disparó en la cabeza.

Te puede interesar: Hombre dispara a su expareja por negarse a volver con él y termina quitándose la vida

Familiares retiraron el cuerpo sin vida de Gísela para ser trasladada hasta Vallegrande donde será velada en su domicilio y posteriormente llevada para ser sepultada.

Ambos dejan en la orfandad a dos menores de edad, mismos que estarán bajo la tutela de la abuela materna de la mujer.


Compártelo en redes sociales