POLICIAL

Red Uno Bolivia.- José Junior Vega Villarroel de 8 años tres días atrás fue operado de apendicitis en el Hospital de Niños, donde tras la cirugía mostró una evolución favorable, pero la noche del viernes una enfermera le proporcionó una inyección en el suero que hizo que el menor convulsionara y a las 4 de la madrugada perdió la vida, denuncian los familiares del menor.

Anoche a eso de las 11 de la noche, la enfermera le dice a mi mamá que le vaya a buscar unos antibióticos y en eso que se va mi madre a comprar los antibióticos aprovechó la enfermera para colocarle un medicamento” relató la hermana del pequeño, Brisa Vega. “Hizo que mi hermanito empiece a convulsionar, y no pueda respirar” dijo Brisa Vega, quien acusó a la enfermera de no brindarle la ayuda adecuado cuando el menor sufrió el ataque.

Ellos aseguran que los papeles de la historia y las etiquetas que identificaban el tratamiento fueron desechados después del hecho.

El director del Hospital de Niños, Felix Pacheco,  declaró y admitió que el niño había evolucionado favorablemente, pero asegura que el niño sufrió una “descompensación súbita” por lo que se deberá buscar la causa del fallecimiento con una autopsia.

Por su parte, el funcionario del SEDES, Dorian Jiménez, lamentó el hecho y aseguró que se llevará a cabo la investigación para determinar los hechos y esclarecer la causa de la muerte del niño.

Compártelo en redes sociales