Un niño de 7 años cayó dentro de una cámara séptica y falleció el día miércoles en la tarde, el hecho se reportó en la Unidad Educativa “Minero San Juan” (Turno tarde) en la Av. Petrolera Km.9 en Cochabamba. El menor jugaba cerca del pozo, que estaba tapado únicamente con una carretilla sin ninguna otra medida de seguridad.

El rescate del cuerpo se realizó recién ayer en la noche ante la presencia de vecinos del lugar, el trabajo fue realizado por el grupo Bersa de Bomberos. El hecho causó consternación entre los padres de familia que reclaman por la precaria infraestructura del Colegio, donde los estudiantes pasan clases con aulas improvisadas adaptadas con tinglados.

El cuerpo del pequeño Osmar Guzmán Rivaldez, fue llevado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), era el segundo de cuatro hermanos. Su familia llora la pérdida y exige a las autoridades que el Colegio responda por la muerte de su hijo.

El pozo tenía una profundidad aproximada de más de dos metros y los desechos almacenados alcanzaron con facilidad a un metro de altura, por lo que se presume que el niño falleció por broncoaspiración seguido de sumersión, el caso fue remitido a la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen.

Compártelo en redes sociales