POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Un viacrucis doloroso es lo que vive una familia que llegó desde el municipio de San Ignacio de Velasco hasta la capital cruceña hace dos meses, para que personal médico intervenga quirúrgicamente a su hijo de tres años, producto de un tumor que padecía en el riñón izquierdo

Tras conocerse la denuncia esta mañana por parte de los padres del menor, de que el médico encargado de la operación le extirpara el riñón bueno (derecho) en lugar del riñón dañado, la noche del miércoles los progenitores revelaron a Notivisión que su hijo está sin ambos riñones y permanece en terapia intensiva en el hospital Oncológico. 

Daniela Poquiviqui, madre del infante, relató que terminada la operación el personal médico le entregó el riñón bueno lo cual fue observado por el tamaño que presentaba y al comparar el órgano con la ecografía. La mujer contó que en ese momento su esposo (Ever Justiniano) se acercó al galeno para reclamarle por la operación, y que el doctor una vez verificó el riñón sano con la ecografía “reconoció el error y pidió disculpas”.

“Con disculpas mi hijo no se va a sanar (…) los doctores me dijeron que sólo era sacarle el riñón izquierdo y tenían que hacerle unos controles para que esté mejor pero ahora se complicó”, afirmó la madre.

Te puede interesar: Pareja en motocicleta impactó contra la barda de una farmacia

El abogado de la familia, Felipe Hurtado, manifestó que están analizando las acciones legales contra el médico debido a que incurrió en una supuesta negligencia médica, ya que producto de esa acción el menor quedó sin riñones y se debate entre la vida y la muerte. 

 
 

Compártelo en redes sociales