POLICIAL

Red Uno de Bolivia. – Una niña de tres años sufrió quemaduras de gravedad en sus nalgas, luego que su padrastro la obligó a sentarla en unos ladrillos calientes, para darle una “lección” porque se orinaba frecuentemente. El hecho sucedió el 19 de octubre, en la ciudad de Sucre.

El mecanismo de castigo del sujeto, hizo que la menor presente lesiones de gravedad tipo B el cual afectó el tejido de su piel, según el informe médico. La madre de la niña constató el estado de su hija el 30 de octubre y la trasladó hasta el hospital de Niño para que pueda ser intervenida.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Sucre conoció del hecho e interpuso una denuncia contra el padrastro y la progenitora.

Te puede interesar: Acusan de negligencia a doctora del caso Sebastián por muerte de otro niño

Un oficial de la Policía, informó que ambos sujetos fueran cautelados y en una audiencia la justicia determinó detención preventiva en la cárcel de San Roque de esa ciudad. 


Compártelo en redes sociales