POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Una dura infancia fue lo tuvo que soportar M.G.Y. que desde que cumplió 7 años fue abusada sexualmente en reiteradas ocasiones por su padre biológico cuando lo visitaba en su domicilio, ya que sus padres eran separados. 

La víctima que ahora es una adolescente de 13 años y mayor de seis hermanos, decidió romper el angustiante secreto y contar a su madre entre llanto lo que tuvo que pasar durante seis años. Dijo que además de las vejaciones que sufrió por Rosauro Gutiérrez Temo (48), su padre, también fue ofrecida por él mismo a sus dos amigos para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, esto cuando en una oportunidad visitaron su estancia en el barrio Bolinter, zona de La Pampa de la Isla, para consumir bebidas alcohólicas. 

Conocida la desgarrante historia, Nieve Y.V., madre de la víctima, decidió no callar el vejamen y denunciar a su ex pareja ante la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), porque temía que su hija también fuese violada por el agresor, ya que anteriormente Rosauro amenazaba a su víctima con cometer el mismo delito contra la última hermana de esta si es que lo delataba.

Te puede interesar: Detienen a siete personas por violación grupal a una joven

“Ella nunca contó nada, se calló. Ojalá fueran sus entenadas pero son sus propias hijas. Él le quitó la niñez de mi hija“, expresó la mujer.

Los investigadores policiales procedieron a la búsqueda del sujeto y el martes pasado lograron dar con su paradero en la zona de la Virgen de Luján, porque constantemente se daba a la fuga. El autor se dedicaba a la albañilería. 

En la audiencia de medidas cautelares, el juez de la casa judicial de la Radial 17½ determinó la reclusión preventiva del agresor en la cárcel de Palmasola por los delitos de violación infante, niño, niña adolescente.

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia tomó conocimiento del caso e inició brindar un respaldo sicológico, social y realizar terapias en varias sesiones a favor de la menor

 
 

Compártelo en redes sociales