POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- Durante la audiencia de medidas cautelares llevado a cabo la tarde del martes en el Palacio de Justicia, el juez determinó enviar con detención preventiva, en la cárcel de Palmasola, a Fernando Quiróz (24) acusado por los delitos de violencia familiar contra su expareja Ermosinda Medrado.

La mujer (24) que tiene en común dos hijos con el imputado, ingirió raticida el fin de semana en el baño de su suegra, y en una carta póstuma responsabilizó de su decisión a su expareja por haberla abandonado desde hace cinco meses. 

La Policía de la EPI 8 detuvo al hombre el lunes luego de recibir la denuncia como la carta de la mujer,  y el Ministerio Público imputó a Fernando por los delitos de tentativa de homicidio y suicidio, sin embargo el juez desvirtuó tales acusaciones en la audiencia por las declaraciones y pruebas colectadas. 

Te puede interesar: Mujer pierde un dedo al bajar de un bus de la línea 14

La autoridad judicial valoró las acusaciones de Ermosinda quien inculpó a su expareja por agredirla físicamente y sicológicamente, para enviar al sujeto a prisión. La madre de la joven, en contacto con Notivisión, pidió que se haga justicia por sus nietos. 

Fernando Quiroz deslindó responsabilidad suya tras la decisión de su expareja de tomar raticida. Indicó que ratificó determinar la relación desde hace cinco meses porque la madre de sus hijos era celosa y porque no mantenían comunicación.


Compártelo en redes sociales