POLICIAL

Red Uno de Bolivia.- El lunes 18 de junio al promediar las 18:00 horas, un hecho de sangre en circunstancias aún no esclarecidas hasta la fecha conmocionó a los pobladores del municipio de San Matías, luego que agentes pertenecientes a la dirección de Umopar – San Ignacio, a bordo de una patrulla, balearan a Franz Alejandro Álvarez Flores (17) que retornaba junto a sus hermanos en su vehículo desde la comunidad Las Petas.

En un reporte especial, el equipo de Notivisión conversó con Jonathan Álvarez, hermano mayor de la víctima, en las afueras del hospital municipal de San Matías, lugar donde llegó junto a Franz quien aún agonizaba después de recibir los proyectiles de fuego.

“Aquí lastimosamente fue mi llegada con mi hermano, no pude salvarle la vida”, expresó Jonathan, aún conmovido por la pérdida de su hermano menor, que también se dedicaba a la venta de frutas en su municipio.

Te puede interesar: Gobernación entregó infraestructura policial en San Matías

 

Notivisión constató las instalaciones de Umopar y alrededor de 25 motorizados incautados del narcotráfico que fueron quemados la noche del lunes por una turba de ciudadanos matieños que llegaron enardecidos hasta las oficinas policiales por la muerte de Franz.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) adujo la intervención de los agentes que estaban encapuchados la tarde fatídica, tras un supuesto intercambio de balas por parte de los ocupantes del vehículo donde iba el fallecido, desde el cual además, aseguró, arrojaron una mochila al camino, con tres paquetes con características de cocaína. 

 

Compártelo en redes sociales