POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Un lamentable hecho le quitó la vida a un hombre identificado como Reyes Víctor Quiroga Zabala de 25 años, cuyo cuerpo se encuentra en la morgue, después de recibir un disparo mortal por parte de su primo Juan Quiroga, “de manera accidental” cuando trataban de tomarse una selfie con una escopeta.

El primo se encuentra detenido por las autoridades de la Fuerza Especial de La Lucha Contra el Crimen, mientras se adelanta el proceso investigativo del caso, según lo que pudo recabar Notivisión de conversaciones con sus allegados.

La víctima era de profesión arquitecto y padre de familia: Tenía una esposa y dos hijos menores de edad. Sus allegados señalan que el disparo de la escopeta que le hizo su amigo fue accidental ya que “ambos tenían una amistad de años y no había rencor entre ellos”.

La muerte ocurrió la noche del viernes en la zona del Plan 3000. Su madre se encontraba en España y su padre en el campo cuando recibieron la trágica noticia.

También le puede interesar: las selfies han provocado 250 muertes en dos años

Compártelo en redes sociales