POLICIAL

Red Uno Bolivia.- El Ministerio Público no presentó las pruebas para que se dé inicio al juicio contra dos ciudadanos chinos, acusados de traficar colmillos de jaguares por lo que se ha suspendido por sexta vez. Los imputados están detenidos por la supuesta comercialización de 185 colmillos que les fueron hallados semanas atrás.

La caza de estos animales “representa un problema ambiental porque se afecta de manera negativa la biodiversidad del país”, afirmó Teresa Pérez, titular departamental del Ministerio del Medio ambiente. Por su parte la Gobernación de Santa Cruz anunció que ha intensificado los controles para evitar esta caza ilegal, según Yanderi Kempff, directora de Recursos Naturales Gobernación.

Semanas atrás colectivos ciudadanos de Santa Cruz, iniciaron una campaña de recolección de firmas para que la justicia disponga la detención preventiva de los súbditos chinos implicados en el tráfico de colmillos de jaguar.

Los acusados fueron arrestados en febrero, por tener en su poder 185 colmillos de jaguar, además de otras piezas de animales silvestres y actualmente aguardan que un juez defina su situación jurídica.

También le puede interesar: Denuncian que se pretende reducir penas por narcotráfico

Los colectivos ciudadanos piden la detención preventiva de los sindicados y de manera pronta se llegue a un sentencia por este caso.  Una serie de evidencias acumuladas durante los últimos años alertó sobre el tráfico de colmillos de jaguar, actividad que estaría siendo promovida por ciudadanos chinos que residen en Bolivia, una práctica que tiene un efecto negativo sobre la población de estos felinos.

Compártelo en redes sociales