POLICIAL

Red Uno Bolivia. –  Jorge Roca Suárez, más conocido como Techo e’ paja”, tuvo un reencuentro esperado por 30 años, luego de haber sido encerrado en una cárcel de California, Estados Unidos desde el 13 de diciembre de 1990, condenado a cumplir una condena de 35 años por delitos relacionados con el narcotráfico, lavado de dinero, fraude bancario, evasión de impuestos y extorsión ilegal de moneda monetaria.

Pasaron 27 años de prisión y tras culminar su sentencia, hace pocos días recobró su libertad de forma condicional en el país y sin pensarlo mucho tomó un bus con destino a Santa Cruz, por lo que su familia al conocer la noticia, dispuso todos los trámites para traer desde Santa Ana de Yacuma, a su padre Rafael Roca de 94 años, quien se encuentra en un estado de salud muy delicado.

 

La familia se amarró en un abrazo que duró minutos, entre hermanos y padre, luego de pasar casi tres décadas sin verse las caras. El reencuentro se registró en la casa de una de sus hermanas de Jorge Roca, quien, afirmó en declaraciones a El Deber, que lloraron mucho: “fue increíble, fue como un aliento de vida volver a abrazar a mi papá. Me siento tranquilo, en paz, porque ahora nuestra familia está unida y siempre lo estará. Gracias a Dios, creo que he cumplido”, dijo.

Autoridades del Ministerio de Gobierno y de la Dirección Nacional de Bienes Incautados tras conocer el fallo a favor de Jorge Roca, hicieron conocer que tiene otra sentencia de 15 años de cárcel, sin embargo, la defensa de techo ‘e paja’, a través del jurista Fernando Mealla, aseguró que no recibieron nada de forma oficial, Jorge Roca dijo que ese caso se generó en 1992 cuando ya hacía dos años que él se encontraba preso e incomunicado en Estados Unidos.

Te puede interesar: Medio internacional dice que en Bolivia se reclutan a pilotos para el narcotráfico

Compártelo en redes sociales