POLÍTICA

Red Uno Bolivia.- A las 00:00 horas de viernes días la dirigencia de transportistas de la Chiquitania, junto a los transportistas se retiraron de la sede del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (CONALTID), sin respuesta de las autoridades, puesto que el ministro Carlos Romero no se reunió con ellos, por lo que mantendrán el bloqueo hasta que se logre un acuerdo.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, se reunió con la dirigencia de las Cuatro Cañadas y acordaron un cuarto intermedio la mañana del jueves, donde a su salida declaró que no negociará “con quienes vulneran la ley”, en alusión a los hechos registrados en San Julián, donde se atacó la infraestructura policial y a algunos medios de comunicación.

Liberan a seis de los detenidos

De dieciséis personas que fueron arrestadas por la Policía en las protestas ocurridas durante el bloqueo en San Julián, las autoridades determinaron la liberación de seis de ellas, quienes argumentaron que sólo eran transeúntes “que pasaban por la vía” cuando ocurrieron las protestas.

Aún se encuentran bajo prisión diez personas en las celdas de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC) tras ser arrestadas el día miércoles, en el sitio donde los bloqueadores del transporte se enfrentaron con la Policía, en defensa de la medida de presión que llevan a cabo contra las autoridades para que cumplan sus demandas, entre ellas, la refacción de las carreteras.

Miembros de la dirigencia de transportistas se pronunciaron alegando que cuando las autoridades tomen acciones para dar solución sus demandas y sus compañeros sean liberados, ellos procederán a levantar el bloqueo.

Compártelo en redes sociales