POLÍTICA

Red Uno Bolivia.- La megaobra del Parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) construido por el Gobierno en el municipio de San Benito, Cochabamba, sigue generando repercusiones por las cifras millonarias que se destinó para la ejecución. 

Uno de los primeros en denunciar este proyecto, que demandó una inversión más de Bs. 450 millones, fueron los Demócratas, a través del diputado Gustavo Serrano, que cuestionó las prioridades del Gobierno ante las necesidades “que atraviesa el país”.

“Es una pena que un municipio (San Benito) que tiene Bs. 15.000 habitantes se hayan gastado estos 494 millones de bolivianos. El Gobierno despilfarra el dinero por un lado, y por otro lado no toma en cuenta las prioridades de los bolivianos”,  expresó.

Te puede interesar: Parlamento de Unasur podrá ser usado para matrimonios y promociones

Serrano lamentó que ningún hospital de tercer nivel en el departamento de Santa Cruz se hubiese beneficiado con algún ítem con recursos del Estado, esto ante la situación en salud y las amenazas con una renuncia masiva por parte de los profesionales médicos que dieron a conocer este viernes.

Unasur, está conformada por 12 países. Sin embargo, seis decidieron, en abril de este año, no participar del foro por “el mal funcionamiento de la organización”, según lo aseguraron en el documento enviado a Fernando Huanacuni, entonces canciller de Bolivia.

Compártelo en redes sociales