POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- La autoridad edil, Eduardo Mérida fue recluido en el penal de Arani el 15 de octubre acusado por la presunta falsificación de su libreta militar y ayer salió del recinto penitenciario para asistir a una nueva audiencia en el caso de varios trabajadores despedidos, pero finalmente fue suspendida fijando nueva fecha.

El asesor legal del Concejo Municipal, Luis Camacho, indicó que la audiencia se postergó porque el tribunal estaba atendiendo otro juicio. Mientras asistía a su audiencia declaró que teme por su vida, y alertó sobre el peligro que corre ante la posibilidad de ser trasladado a otro recinto penitenciario.

“Sé que no cometí delito, voy a seguir dando la cara porque sé que soy inocente, no obstante asumiré todos los cursos, gracias a Dios estoy en un penal donde se resguarda mi vida. Mi temor es que me cambien de penal para poder atentar contra mi vida, le pido fuerza a mi familia” declaró Mérida.

También te puede interesar: Alcalde de Quillacollo es enviado a la cárcel por falsificación de certificado de libreta militar

María Luz Varas, abogada de Mérida indicó que cuenta con pruebas para demostrar que no se puede revocar las medidas cautelares del munícipe, se ha acreditado tener domicilio, trabajo y familia señaló.

 

Compártelo en redes sociales