POLÍTICA

Red Uno de Bolivia. – Al promediar las 17:30 en Villa Tunari, Cochabamba, durante la entrega de un sistema de agua y alcantarillado, el presidente Evo Morales, minimizó el paro cívico que fue convocado contra su repostulación.

En el acto, el jefe de Estado dijo que una de sus concentraciones para entregar obras es mayor a la movilización que existió hoy en la ciudad de La Paz, por ello, aseguró que siente ganas de armar seminarios para que los defensores del voto del 21F “aprendan a organizar una marcha”.

“Esta concentración es más grande que la concentración de la derecha que está en La Paz. Se contabilizó unas 520 que han llegado a La Paz, aquí debe haber 2.000. ¿Qué plataformas?, son alfombras de la derecha“, dijo Morales.

Te puede interesar: Bloqueadores hicieron retroceder al comandante departamental de la Policía

El primer mandatario del país se refirió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) manifestando que esta institución sólo tiene un rol administrativo y que no tiene la atribución de definir si es o no es candidato.

“La derecha sabía exactamente que el rol del TSE es una cuestión administrativa. Ellos no son jueces para definir si Evo es candidato o no es candidato”, aseveró.

Morales dijo que la marcha que ingresó a La Paz desde Konani apenas estaba integrada por unas 520 personas. “Me informaron que la gente les gritaba ‘vagos’ cuando pasaban por Patacamaya. Si estuvieran proponiendo cosas buenas para Bolivia, quién no se sumaría. Tengo algo de experiencia en marchas, por eso comento eso”.

Compártelo en redes sociales