POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- Tras los incidentes actos suscitados en la Sesión de Honor de la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba, el vicepresidente Álvaro García Linera no se ahorró ningún calificativo para tachar a los activistas y políticos opositores que defienden el voto del 21F.

García Linera aseguró que los “pequeños grupos opositores” han empezado con su actitud de provocación el pasado 6 de agosto en el aniversario patrio y que anoche volvieron a asumir la misma medida gritando “Bolivia dijo No” en la Sesión de Honor de Cochabamba.

El tamaño de sus gritos es el tamaño de su cerebro, el tamaño de sus insultos es el tamaño de su programa de gobierno. Ayer, la oposición ha mostrado la envergadura de lo que proponen y la democracia a la que nos quiere llevar, (es decir) una democracia de imposición, una democracia del griterío, una democracia del insulto y una democracia de la intolerancia, son unos intolerantes”, manifestó.

Te puede interesar: García Linera: Inversión pública en Cochabamba superará los Bs 9 MM en 2018

La segunda autoridad del país agregó que esta actitud es “propia de los fascistas” y lo único que hizo ayer la oposición es desnudarse tal como es, es decir, “cero ideas, cabeza hueca y con una percepción de democracia reducida”.

Señaló que la oposición “mostró un desprecio absoluto”, que durante los actos conmemorativos “él se dedicó a mostrar cifras donde la respuesta fue un griterío vergonzoso“.

Compártelo en redes sociales