POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- “Nuestro país tiene que entender de que nosotros somos humanos, lastimosamente cometemos errores como yo lo he cometido”, así se expresó el diputado por el MAS, Domingo Soto Farfán, luego que la noche del miércoles fue detenido por la Policía en el aeropuerto Jorge Wilstermann al protagonizar un escándalo en presunto estado de ebriedad y semi desnudo.

La noche del jueves, la justicia en Cochabamba determinó dar libertad con medidas sustitutivas al legislador suplente en representación de Potosí, previo pago de una fianza de 5 mil bolivianos. Al salir de la audiencia de medidas cautelares, Soto dijo que no se acuerda de lo ocurrido y pidió que no se le denigre más.

“A los policías y funcionarios de Aasana que estuvieron ahí no sé si me trataron bien o mal porque yo estaba en malas condiciones. Más allá de eso lo que pasó pasó, lo único que les pido es que me ayuden, ustedes tienen hijos y pido que no me denigren más”, explicó.

Te puede interesar: Tuto Quiroga cuestionó traslado de símbolos presidenciales: Es un bochorno

Por su parte el diputado oficialista David Ramos, anunció que el parlamentario será sometido a la Comisión de Ética del Legislativo para que esta instancia determine una sanción. Mientras que autoridades opositoras, calificaron como un abuso de poder y vergüenza la actitud de Soto.

Los oficialistas indicaron que por ética y moral debería renunciar, de lo contrario, sería expulsado del partido y dejar su curul. A estas últimas declaraciones Soto aseguró que no escuchó que pidieran su renuncia, de ser así debe analizarse, indicó.

Compártelo en redes sociales