POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- La jueza de sentencia número uno, Sonia Zabala, revocó las medidas sustitutivas a la autoridad suspendida, Eduardo Mérida, determinando su detención preventiva en la cárcel pública de Arani, donde pasó la noche y hoy fue integrado a la población carcelaria de 30 internos.

Mérida se encuentra en este recinto penitenciario por su delicado estado de salud, padece diabetes y por seguridad debido a que cuando ejerció la profesión libre enjuició a antisociales de alta peligrosidad.

La abogada de la autoridad edil, María Luz Varas, señaló “esta detención es injusta e ilegal porque los abogados del concejo y el alcalde suplente estaban buscando su detención en todo momento, al grado de agobiarle con los procesos. Sabíamos que iba a pasar en cualquier momento”.

 

Varas explicó que se demostró que Mérida continúa siendo alcalde electo del municipio de Quillacollo, con suspensión temporal con goce de haberes. Sin embargo la fiscal, Silvia Guzmán, dijo que pidieron la revocatoria de las medidas sustitutivas porque el edil presentó documentación contradictoria para acreditar trabajo.

Ante este panorama prohibieron el ingreso de la prensa a la cárcel de Arani, recordemos que la autoridad suspendida enfrenta 37 procesos, 7 iniciados por el concejo municipal. Varas adelantó que presentarán la apelación en el lapso de las 72 horas permitidas.

 

También te puede interesar: Alcalde de Quillacollo es enviado a la cárcel por falsificación de certificado de libreta militar

Compártelo en redes sociales