POLÍTICA

Red Uno Bolivia.- La carrera política de Pedro Sánchez parecía terminada tras haber perdido las elecciones presidenciales como candidato del Partido Socialista en 2015 y dimitir como diputado en 2016. Pero en 2017 tras financiar su campaña política mediante un crowdfunding, recorrer el país con su auto y dormír en casa de los militantes en los pueblos que visitaba, convenció a las bases socialistas, que lo eligieron de nuevo como el secretario general del PSOE.

También le puede interesar: El presidente español Pedro Sánchez en Chile insta a apoyar el diálogo en Venezuela

En 2017 los casos de corrupción acabaron con el poder del partido Popular lo que motivó a que Sanchez a pedir al congreso una moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy, que logró consumar con 180 votos, cuatro más de los necesarios, gracias a la articulación del partido de izquierda Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos, que lo único que tiene en común era su deseo de sacar del poder al PP. Lo que podría volverse en su contra si no convoca a elecciones generales.

Es la primera vez que el Congreso inviste a un presidente que no es diputado y es el tercer presidente socialista desde el retorno de la democracia, en 1977, después de González y de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). Su primer cargo público fue como concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Era un destacado jugador del Club de Baloncesto Estudiantes pero sustituyó el deporte por la política. Tiene un máster en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas y un Programa de Liderazgo para la Gestión Pública por la escuela de negocios IESE, de la Universidad de Navarra.

Compártelo en redes sociales