POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- Ante las fuertes críticas que se produjeron por parte de la ciudadanía y autoridades opositoras por el ‘amurallamiento’ que realizaron efectivos policiales en la Plaza 24 de Septiembre, por las efemérides de Santa Cruz, el ministro de Gobierno Carlos Romero, salió al paso y atinó que la Policía “cumplió con su tarea, como siempre, de resguardo”. 

Justificó, además, que quienes ocasionaron los incidentes en los actos por los 208 de gesta libertaria fueron los mismos “funcionarios asalariados de la Gobernación cruceña“, que llegaron hasta el lugar para producir desmanes ante la presencia del vicepresidente Álvaro García Linera.

La Policía está cumpliendo una tarea, como siempre, de resguardo en función de su plan de operaciones, eso es natural”, explicó. 

Te puede interesar: García Linera sobre protestas en Santa Cruz: “Son grupos intolerantes y fascistoides”

Autoridades del Comité pro Santa Cruz responsabilizaron la mañana de este martes al ministro de Gobierno por coartar el derecho del pueblo de participar de las efemérides, asimismo pidió la renuncia en su cargo como también de las máximas autoridades policiales de Santa Cruz.

Por su parte el comandante nacional de Policía, Faustino Mendoza, indicó que como institución del Estado tenían la misión de resguardar el orden, la seguridad y la paz pública, aunque no mencionó de quién tuvo la orden de restringir el paso a los ciudadanos y activistas hasta el centro de la plaza.

Compártelo en redes sociales