POLÍTICA

Red Uno Bolivia.- En la sesión de honor por los 209 aniversarios de La Paz, se suscitó un momento incómodo cuando el vicepresidente Álvaro García Linera, se vio obligado a aumentar el tono de voz para superar los gritos de ‘Bolivia Dijo No’ por parte de opositores en el interior del salón.

La situación ocurrió en medio del discurso que el vicepresidente ofrecía en el marco de la celebración del primer grito libertario en el Campo Ferial Chuquiago Marka, donde explicaba a asambleístas de oposición y oficialismo los avances que tuvo La Paz “gracias a la gestión del presidente Evo”.

También le puede interesar: Álvaro García Linera: “El juicio de Quiborax no detendrá la candidatura de Mesa”

Repentinamente hizo un alto en su intervención para acusar a Página Siete de “conspirar” contra La Paz a través de un editorial de hace seis meses y una nota basada en declaraciones del líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina. Ambas publicaciones advierten que los proyectos que el Gobierno planea implementar en San Buenaventura no son viables.

“No me llama la atención, porque para eso están, para bloquear el progreso de La Paz”, dijo, y en el momento en que habló de Doria Medina, el grito de una mujer lo interrumpió.

“¡Devuelvan la plata del Fondioc! (Fondo Indígena)”, gritaba la asambleísta por UN, Claudia Bravo, quien junto a sus colegas coreaban “Bolivia dijo No” en referencia a la intención del presidente Evo Morales de lanzar su candidatura en 2019, pese a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 (21F).

Compártelo en redes sociales