SERVICIO NARANJA.

Red Uno Bolivia.- Si alguna vez has sentido muchas ganas de comprar algo e incluso experimentaste ansiedad, y al obtenerlo sientes euforia y posteriormente una gran culpa y caes en la depresión, es probable que seas un comprador compulsivo.

Te puede interesar: ¿Es tu amiga o enemiga?, identifica si ella es Tóxica

Uno de los grandes placeres, para muchas personas, es la acción de comprar. ¿Qué ocurre cuándo no nos podemos permitir gastar grandes cantidades de dinero comprando cosas que no necesitamos?

Tan solo mirar, observar, probar… Todo esto, nos satisface, aunque la dicha no es completa. Cuando comprar es algo que realizas de forma compulsiva porque, en determinado momento, te ha aportado placer, puede que te encuentres siendo un comprador compulsivo sin saberlo.

El especialista despeja la dudas de los presentadores de El Mañanero de la ciudad de Cochabamba.

Al comprar compulsivo también se le conoce con el nombre de oniomanía y se caracteriza por ser una especie de “escape emocional”, indicó Germán Burgoa, desde el programa El Mañanero en Cochabamba.

Mira aquí la entrevista completa y conoce más sobre este tema en el siguiente video:

 

Compártelo en redes sociales