EL MAÑANERO

Red Uno de Bolivia.- Tras la detención de más de 14 meses en el recinto penitenciario de “San Antonio”, Rurig River Covarrubias García, que fue imputado por el delito de asesinato a Nicolás Raúl Salcedo Zapata, salió en libertad porque su inocencia fue comprobada mediante sobreseimiento del Ministerio Público.

El hecho se suscitó en mayo de 2017, cuando dos grupos de hinchas empezaron a pelear en la calle que dirige a la Terminal de Buses de Cochabamba. A mí se me involucra por haber pasado al lado de la persona que asesinó al hincha, estaba a punto de viajar a La Paz. Cuando vi que había problemas en la Avenida Ayacucho, llamé a 110 antes de que lo maten (…) tengo todos los documentos que lo comprueban” relató Rurig.

También te puede interesar: Policía alertó y la Fiscalía ignoró informe en caso de Reynaldo Ramírez

El 11 de agosto de 2017 Covarrubias fue acusado como cómplice del asesinato de Nicolás Rojas, quien murió tras recibir una puñalada en medio de una pelea entre hinchas en la terminal.

Me culparon solo a mí, cuando colaboré a la persona que mataron, traje del retén policial a cuatro policías, eso se ve en cámaras, pero también eso han hecho desaparecer los señores fiscales y el investigador del caso; me refiero al Sargento Siles y el fiscal Quintana” dijo lleno de indignación.

El representante del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, expresó que es grato saludar que la justicia haya obrado adecuadamente el día de ayer. Covarrubias anunció también que iniciará un proceso contra el investigador y el fiscal que estaban asignados al caso.

“Por la injusticia que me han hecho, como no me van a dar ganas de llorar, tanto daño me han hecho, yo jamás en mi vida he matado, soy de una familia humilde, soy de Tiraque, mi madre es de pollera (…) como es posible que tanto tiempo me hayan dejado en la cárcel y recién me hagan el sobreseimiento, casi pierdo a mi esposa y a mis dos hijos contó Rurig con lágrimas en los ojos.

 

Compártelo en redes sociales