EL MAÑANERO.

Red Uno Bolivia.- Iver Cordero, presidente de la Asociación de Profesionales Propietarios de Farmacias (Asprofar) Santa Cruz, señaló que su sector junto al colegio de Bioquímica y Farmacia se han declarado en estado de emergencia para exigir el cumplimiento y la debida fiscalización de la Ley del Medicamento, la cual está vigente desde hace 22 años.

Entre uno de sus artículos señala que no puede haber dos instalaciones que presten un mismo servicio en un rango menor a los 40 metros de distancia. A raíz de la protesta masiva de este sector se procedió a la clausura de una sucursal de una cadena de farmacias frente al hospital Japonés que infringía esta norma.

A parte de este caso, el representante de Asprofar denunció que constantemente reciben hechos de incumplimiento de esta ley, como por ejemplo la venta ilegal de medicamentos en los mercados y el ejercicio ilegal de la profesión en diferentes cadenas de farmacia, señalando que el llamado a fiscalizar es el Sedes.

Te puede interesar: Capturan ex reclusos que atracaban farmacias y patios de comidas

Compártelo en redes sociales