EL MAÑANERO.

Red Uno Bolivia.- Ante la promulgación de la Ley de Contrato de Servicios Petroleros de “Exploración y Explotación en el Área de Iñiguazu”, con un compromiso de inversión de 899,8 millones de dólares, el gerente general YPFB Chaco, Eduardo Paz, explicó los detalles técnicos y económicos del proyecto en El Mañanero.

El ejecutivo señaló que con la producción de Iñiguazu se estima una renta petrolera de $us 5.150 millones, donde Tarija será la gran beneficiada con el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), pues esta área se encuentra en este departamento, ubicada en el Municipio Gran Chaco. Su perforación esta planificada para el segundo semestre del 2019.

Asimismo, destacó que Iñiguazu tiene un potencial en recursos hidrocarburíferos estimado en 1.2 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas  y 43.9 millones de barriles de condensado.

Inicialmente realizarán una interpretación de los datos sísmicos y de la magnotelúrica del área, actividades que permitirán detectar la ubicación exacta del pozo a perforar (primer pozo exploratorio), que alcanzará una profundidad estimada de 6.600 metros, precisó el gerente de YPFB Chaco. Explicó que, si este primer pozo sale exitoso, está previsto la perforación de siete más.

Te puede interesar: Senador observa incertidumbre de YPFB por reservas de hidrocarburos

Con esto se prevé una producción inicial de 1,5 Millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas al año 2021 y de 7.6 MM mcd en su etapa de mayor producción, para el año 2026.

 “Cuando hablamos de exploración es bueno resaltar que este es el resultado de un trabajo que venimos (YPFB) desarrollando desde hace tres años y que ahora aterrizan en contratos petroleros, como este”, resaltó Paz. La participación accionaria de las empresas suscriptoras del contrato está compuesta de la siguiente manera: YPFB Andina S.A. 46,555%, YPFB Chaco S.A. 13,445%, Repsol 15%, Shell 15% y PAE 10%.

Compártelo en redes sociales