YINGO.

Red Uno Bolivia.- Llegó el temido lunes en Yingo, día en que el equipo con menor puntaje es sancionado con desagradables penitencias o castigos. En esta oportunidad le tocó al equipo verde, pero fue perdonado.

Sin embargo, se mantuvo la incertidumbre y se ocultó esta decisión hasta el final del programa, momento en que se hizo un amague de castigo que casi infarta a las participantes.

Los presentadores instruyeron que los competidores deberían sentarse en el piso y permanecer con los ojos vendados para recibir un terrible castigo. Una vez se anunció a los participantes que iniciaba la penitencia y que soltarían con cuidado a las víboras, Anisia y Kaithlyn no pudieron contener el miedo a estas letales criaturas y rompieron en llanto.

Anteriormente, otros equipos fueron obligados a tomar brebajes apestosos o palpar texturas extrañas y en más de una oportunidad han despertado curiosas fobias en los concursantes.

Aquí te compartimos cómo se vivió este momento en Yingo:

 

 

 

Compártelo en redes sociales