TENDENCIAS

Red Uno Bolivia.- Walter Carr protagonizó una historia conmovedora que demuestra que si hay voluntad se puede lograr mucho más de lo esperado. Carr empezaba a trabajar en una empresa de mudanzas el viernes en la mañana, una oportunidad que no podía desaprovechar, pero su vehículo se le averió la noche anterior, por lo que caminó 32 kilómetros para llegar a tiempo, por lo que su jefe lo recompensó regalándole un auto.

Por eso, la única solución que encontró Carr para solucionar el problema fue caminar durante la noche, a través de los suburbios de Birmingham, Alabama. Recorrió una distancia de 32 kilómetros, entre Omewood y Pelham, para llegar a tiempo a su primer día de trabajo.

En el camino, Carr se encontró con un agente de policía que, impresionado por su historia, lo invitó a desayunar.

También le puede interesar: Insólito: Derriban una casa por error

Fuente: BBC Mundo

Compártelo en redes sociales